XIII Semana de la Ciencia en Luarca

acido
nov 28 2015

XIII Semana de la Ciencia en Luarca

Tal y como recoge La Nueva España, en el artículo escrito por A. M. Serrano,  Luarca celebró los pasados días 25 y 27 de noviembre, la XIII Semana de la Ciencia en recuerdo al científico luarqués y premio Novel de Medicina Severo Ochoa, fallecido en 1993. La investigadora Margarita del Val, del Centro de Biología Molecular “Severo Ochoa” de Madrid, fue la encargada de ofrecer la primera de las tres charlas organizadas para la ocasión.

Del Val contestó a la pregunta “¿Por qué me tengo que vacunar?”. La ponencia abrio la Semana de la Ciencia en la sala “Álvaro Delgado” de Luarca a las siete de la tarde del miércoles 25.

José Antonio López, que trabaja en la misma entidad, fue el encargado de desarrollar la segunda charla. El investigador habló sobre los virus emergentes y “reemergentes” en el mismo lugar y el pasado jueves 26.

El viernes la protagonista fue la investigadora asturiana Margarita Salas (Canero, 1938). La científica, que es directora técnica de las jornadas y que trabaja también en el Centro de Biología Molecular de Madrid, contó su trayectoria en una ponencia que tuvo lugar al mediodía en el salón de actos del instituto Carmen y Severo Ochoa de Luarca.

Antes, Salas asistió a la inauguración de la sala que se abrirá en la Casa de las Artes y las Ciencias en homenaje a su vida y a su trayectoria. La propia investigadora donó parte del material que se exhibirá en Luarca de forma permanente, en el mismo edificio donde se conserva el legado de la poetisa Nené Losada, también valdesana y fallecida en 2009.

Tras los actos académicos y la inauguración del nuevo espacio de la Casa de las Ciencias, llegó  el turno de la ofrenda floral en la tumba del Nobel luarqués Severo Ochoa. Asistiron familiares del científico y una representación del Ayuntamiento.

La Semana de la Ciencia se celebra desde 2003, cuando se empezaron a organizar los actos del primer centenario del nacimiento de Severo Ochoa. Con ella, el Ayuntamiento de Valdés quiere recordar a este importante científico español que, según algunas voces críticas, nunca tuvo en vida el debido reconocimiento de su pueblo, Luarca.

La villa inauguró en 2011 el Museo de Severo Ochoa, en el edificio que también es Oficina de Turismo de Luarca. En ella se pueden ver fotografías de la vida de Ochoa en Luarca, Nueva York y Madrid, donde vivió. También se muestra de forma didáctica y a través de formulas audiovisuales cuál fue su descubrimiento más importante, y por el que le otorgaron el Premio Nobel de Fisiología y Medicina junto al bioquímico Arthur Kornberg. Ochoa desentrañó el mecanismo de la síntesis biológica de los ácidos ribonucleico y desoxirribonucleico.